banner

211

Cicimar la Biología de los Tiburones Para su Conservación en México
mexico ecuador​​​​​​​​​

Debido a que los tiburones son extremadamente sensibles a la sobreexplotación y a nivel mundial se ha observado una disminución generalizada de las capturas, Felipe Galván Magaña, investigador del Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas (Cicimar), ubicado en la Paz, Baja California Sur, estudia la biología de esta especie para recomendar medidas de manejo pesquero o de conservación en México.

El experto del Instituto Politécnico Nacional (IPN) refirió que en el planeta hay 400 especies de tiburones, de las cuales 80 se encuentran en el Golfo de México, el Pacífico y El Caribe. En el Golfo de California el tiburón azul y martillo son dos de las cinco especies que más se capturan por su importancia desde el punto de vista pesquero.

Comentó además que también hay especies que pueden pertenecer a subpoblaciones diferentes a las encontradas en la costa occidental de Baja California Sur, como los denominados Mustelus (Mustelus lunulatus, Mustelus henlei), así como el tiburón angelito (Squatina californica) y las rayas guitarra (Zapterix exasperata y Rhinobatos productus).

Felipe Galván mencionó que en el Golfo de California los prestadores de servicios alertaron de la disminución de las capturas hace dos décadas, por lo que, con la colaboración de investigadores y estudiantes de diferentes partes del mundo y de la República Mexicana, indagan las causas.

En el campo pesquero Punta Lobos, en Baja California Sur, los especialistas del Cicimar trabajan de la mano con los productores pesqueros para obtener la información biológica de los organismos; diseccionan los tejidos de músculos, estómago e hígado para analizar el contenido estomacal y los contaminantes en el Laboratorio de Biodiversidad y Dinámica de Ecosistemas Marinos.

“Saber qué comen los tiburones permite conocer su hábitat trófico y zonas de alimentación, segregación sexual por el tipo de alimento consumido o diferencias de hábitos alimenticios entre juveniles y adultos. Estos datos sirven para coadyuvar a la subsistencia de la especie”, dijo.

Apasionado del comportamiento y biología de las especies marinas, Galván Magaña reinició en el año 2000 los estudios de edad, crecimiento, reproducción, hábitos alimenticios y toxicología de los tiburones y rayas en México y Ecuador para aconsejar medidas regulatorias en su pesca.

Estimó que la disminución de tiburones en el Golfo de California se atribuye al impacto de la captura más que a fenómenos naturales y se congratuló de que la regulación pesquera ha permitido que en los últimos cinco años se observen diferentes especies de tiburones en el sur del Golfo, lo que podría ser un indicador de un posible aumento de las poblaciones.

Con 30 años de experiencia en tiburones y rayas, señaló que el trabajo entre investigadores, gobierno y pescadores tiene que ser conjunto para preservar los recursos pesqueros y continuar explotándolos de manera sustentable. Recordó que el próximo 8 de junio se celebra el Día Mundial de los Océanos, ocasión propicia para impulsar la sinergia en pro de este ecosistema.

​​​​​​​​​​​​
Enlaces ​de Interés
Otras iniciativas de interés
​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​ ​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​