banner

330.aspx

Construyen verificentro móvil
​​
Comunicado 330  
​​​​​​​​​​​​​​​​​

Con las recientes crisis de contaminación ambiental que se han registrado en la Ciudad de México, las autoridades capitalinas endurecieron la norma que permite a los vehículos circular diario; para comprobar la efectividad de la nueva reglamentación, egresados del Instituto Politécnico Nacional (IPN) construyeron un verificentro móvil con la finalidad de determinar, previamente, las emisiones de gases nocivos.

Con una evaluación exprés de tan sólo 90 segundos, los jóvenes Daybelis Jaramillo Olivares y Jorge Salinas Lara utilizan el sistema llamado Sarcomotor con el fin de analizar la cantidad de los gases de monóxido y dióxido de carbono que emiten los automóviles. A diferencia de los verificentros tradicionales, el prototipo de los politécnicos realiza una prueba estática y no requiere del dinamómetro para obtener la captura de emisiones contaminantes, por lo que funciona como preverificación.

Antes de iniciar el proceso, si el auto está apagado, se debe calentar por tres minutos y después introducir al escape la sonda del dispositivo. El Sarcomotor utiliza dos sensores electrolíticos (funcionan con química) para analizar los gases y así mostrar en una pequeña pantalla el promedio de las 178 mediciones tomadas en minuto y medio, cuyo propósito es obtener un resultado más preciso, comentaron los egresados de la Escuela Superior de Cómputo (Escom) del IPN.

Para repetir el proceso o realizar otro análisis, el verificentro móvil debe autolimpiarse, para lo que abre la cámara de gases y se ventila durante 60 segundos. El dispositivo funciona con un microcontrolador arduino y con una batería recargable que dura 40 horas continuas. Los materiales que utilizaron los politécnicos permitieron reducir costos, lo cual es importante, dado que los modelos comerciales tienen un precio aproximado de 90 mil pesos.

De acuerdo con la Norma Oficial Mexicana NOM-041-SEMARNAT-2015, que establece los límites máximos permisibles de emisión de gases contaminantes provenientes del escape de los vehículos que usan gasolina, el valor máximo en pruebas estáticas de monóxido de carbono es de 4 por ciento y 16 de dióxido de carbono.

Sin embargo, la actual Norma Oficial Mexicana de Emergencia de verificación vehicular (NOM-EM-167-SEMARNAT-2016) que entró en vigor el 1 de julio y que tendrá vigencia por seis meses establece un máximo de 1 por ciento de monóxido de carbono y 14.7 de dióxido de carbono.

Por su parte, los asesores del proyecto Sarcomotor, Martha Rosa Cordero López y Marco Antonio Dorantes González, informaron que el plan a futuro es complementar el dispositivo con apoyo del Centro de Incubación de Empresas de Base Tecnológica (CIEBT) y escalarlo para después intentar comercializarlo.

​​​​​​​​​​​
Enlaces ​de Interés
​​
Otr​as iniciativas de interés
​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​ ​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​