banner

357

Combate científico del IPN amibiasis con nuevos compuestos
Comunicado 357  

Científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), encontraron que una familia de compuestos químicos es más efectiva para combatir al parásito protozoo Entamoeba hystolitica, causante de la amibiasis, que los fármacos metronidazol y nitazoxanida que actualmente se emplean para ese propósito.

Gildardo Rivera Sánchez, científico del Centro de Biotecnología Genómica (CBG) y Óscar Torres Ángeles, investigador de la UAEM comprobaron que al evaluar in vitro una familia de 25 compuestos derivados de etil y metil quinoxalina-7-carboxilato 1,4-di-N-oxido, poseen mayor actividad anti parasitaria que los fármacos de referencia, lo cual constituye un avance importante para formular más adelante nuevos tratamientos para inhibir este parásito de distribución global.

Rivera Sánchez refirió que 10 de los 25 compuestos referidos tienen un nivel de eficacia equivalente al metronidazol y la nitazoxanida, en tanto que la actividad de otros cinco fue superior a dichos fármacos.

“Tales compuestos mostraron índice de selectividad, cuatro veces mayor que los fármacos de referencia, lo cual permitiría en un futuro contar con tratamientos menos tóxicos para el ser humano y más eficaces”, explicó.

La idea de diseñar dichos compuestos surgió luego de revisar diversas publicaciones científicas relacionadas con compuestos derivados de quinoxalinas 1,4-di-N-oxido en las que se reporta la capacidad para inhibir protozoos que causan enfermedades como chagas, y leishmaniasis.

Los científicos diseñaron diversos compuestos químicos con nuevos sustituyentes en la posición 7 del anillo de quinoxalina 1,4-di-N-oxido, con el fin de disminuir o eliminar la toxicidad y aumentar la potencia, lo cual se corroborará con un estudio farmacológico in vivo.

“Actualmente existen compuestos derivados de quinoxalina 1, 4-di-N-oxido que ya están en estudios clínicos para otras enfermedades, por lo que nuestros compuestos, al ser de esta familia, es posible que tengan un perfil farmacológico muy similar, sin embargo, es necesario corroborar su efecto in vivo; para ello, la investigadora de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH), Esther Ramírez Moreno, actualmente realiza las pruebas en modelos animales”, apuntó.

La amibiasis tiene prevalencia principalmente en países en vías de desarrollo y México es endémico de la afección. “El parásito por lo general se transmite de una persona a otra a través de los alimentos, lo cual ocurre cuando alguien infectado transporta los quistes provenientes de sus heces fecales, ya que prepara la comida sin lavarse las manos después de ir al baño”, agregó.

El miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) nivel II, indicó que estudios científicos reportan que el metronidazol tiene reacciones secundarias como nausea, diarrea y mareo, así como efectos severos de tipo mutagénico y cancerígeno. Aunado a ello, el parásito ha desarrollado mecanismos de resistencia principalmente por la automedicación y la administración de tratamientos inconclusos, aspectos que se evitarían al desarrollar nuevos fármacos con base en los compuestos evaluados.

El doctor Gildardo Rivera Sánchez señaló que hasta el momento los resultados obtenidos in vitro son alentadores, por ello iniciarán en breve los trámites para el registro de autor de los compuestos, con el propósito de proteger la investigación.