banner

363

Homenaje a la periodista y escritora Cristina Pacheco
Comunicado 363  

Por ser una mujer sensible que ha tocado el alma de miles de personas durante 40 años, el Instituto Politécnico Nacional (IPN) rindió homenaje a la periodista y escritora Cristina Pacheco, en la XXXV Feria Internacional del Libro del IPN 2016.

“Contar la vida hace mejor la vida”, dijo en amena conversación con la comunidad politécnica y público asistente. “Muestro mi orgullo por la vocación que me heredó mi madre de contar historias”, refirió la maestra en Letras Españolas.

Recordó cuando a los seis años llegó a la ciudad proveniente de San Felipe Torres Mochas, Guanajuato y de cómo su padre traía un puñado de tierra para recordarles sus orígenes, lo cual ella evoca cada momento de su vida para no olvidar su identidad.

La conductora del programa Aquí nos tocó vivir comentó que en su formación como periodista, sus maestros fueron grandes escritores, pero su interés por contar historias influyó en tener contacto directo con la gente, porque siente la obligación de contar lo que ve y es la manera de decirle a México cuánto lo quiere.

La autora de “Mar de Historias” resaltó que Canal Once le ha permitido tener amplia libertad de expresión, lo cual no significa dar de gritos ni ser insolente, sino tener respeto por las palabras, por su contenido, carga emocional y sentido.

Confesó que su manía más grande es abrazar a la ciudad. “Aquí nos tocó vivir es un álbum de familia en el que la gente quiere contarme historias y yo quiero escucharla, adoro mi trabajo y me fascina conversar, me han contado tantas historias y de tanto recordarlas a veces se me olvida la mía”.

La Secretaria de Servicios Educativos del IPN, Mónica Rocío Torres León, dirigió un mensaje de reconocimiento y gratitud a la homenajeada, en el que resaltó su importante labor social y aportaciones a la cultura nacional.

La directora de Canal Once, Jimena Saldaña Gutiérrez, enfatizó que la labor de esa televisora no se entendería sin Cristina Pacheco, porque le ha dado voz a la ciudad y gracias a ella los espacios politécnicos cobraron relevancia.

​​