banner

365

Construyen politécnicos piezas automotrices con material reciclado
Comunicado 365  

Estudiantes del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT) 7 “Cuauhtémoc” construyeron prototipos con materiales reciclados para la industria automotriz. La idea fue demostrar que con componentes básicos y económicos se pueden diseñar dispositivos funcionales y competitivos para el mercado.

Johan Matías Velasco, Rafael Minjares Rea y Jesús Alberto Narváez Luna, estudiantes de la carrera de sistemas automotrices, desarrollaron un cargador de batería automotriz que completa su carga en un tiempo aproximado de seis a ocho horas.

Comentaron que a diferencia de los cargadores industriales está construido con material reciclado: un foco de 100 watts, apagador, clavija y un puente de diodos que transforma la corriente alterna en directa. Tiene una capacidad de 12.5 volts de carga pero ésta puede variar por el tamaño.

También crearon un probador biodigital que evita cortos circuitos cuando un automóvil o alguna de sus partes no funcionan, se conecta a la batería del vehículo e identifica si la polaridad es negativa o positiva.

Los jóvenes fabricaron además un probador de inyectores automotrices que permite introducir, a través de pulsos, la gasolina de manera precisa en la cámara de combustión. Si éstos fallan el auto no enciende o se dificulta su marcha.

Finalmente, con la carcasa de un estéreo replicaron un motor de combustión interna donde se visualiza aceite, luces y chispas que genera la bujía al encender un auto. Gracias a este prototipo los estudiantes mostraron el ciclo de encendido de un motor desde la admisión de la gasolina por la válvula de adición, hasta la compresión de pistones, explosión, enfriamiento y transmisión que permite seleccionar las velocidades en modelos estándar y automáticos.

También puede visualizarse el trabajo del escape cuando abre la válvula para dejar salir los gases generados durante la explosión. El prototipo cuenta con un potenciómetro que regula la velocidad de trabajo. Está construido por resistencias, iodos, interruptores del aceite y la iluminación, ventiladores que enfrían el motor y carcasa de transmisión.

Los dispositivos fueron construidos como material didáctico por los politécnicos como parte de sus actividades académicas, y podrán ser utilizados para enseñar mecánica a las próximas generaciones del CECyT 7.