banner

421

Crean investigadores del IPN primera vacuna contra ameba "comecerebros"
Comunicado 421  

Las actividades acuáticas en líquidos estancados o poco higiénicos pueden ser peligrosas. La ameba Naegleria fowleri, mejor conocida como “comecerebros”, siempre está en busca de un huésped e infecta por igual a humanos y animales. Por ello, investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollaron una vacuna nasal con cien por ciento de eficacia.

En la Escuela Superior de Medicina (ESM) montaron un modelo de la infección en ratones para desarrollar un esquema de protección. Se inoculó por la nariz cuatro veces al día por una semana a un grupo de roedores con el extracto de la ameba. Con esta acción se logró inmunizarlos.

“El resultado de ese primer esfuerzo fue un 60 por ciento de protección. Para lograr el 100 se utilizó un compuesto que potenció la respuesta inmune. En este caso emplearon la toxina del cólera, que en bajas dosis no produce la enfermedad. Se obtuvo una inmunización poderosa, se logró la totalidad de defensa”, comentó Saúl Rojas Hernández, profesor de la ESM.

Un elemento innovador de esta investigación es la inmunización vía nasal, con ella se consigue respuesta en otras mucosas. Por ejemplo, su administración protege el tracto genitourinario y el respiratorio a la vez, obteniendo doble defensa a través de un mismo medio. Por ello se planteó de esta manera, y no por vía oral, ya que el microorganismo debe sobrevivir a una serie de condiciones adversas a nivel intestinal.

La ameba Naegleria fowleri vive en la capa fangosa de cuerpos líquidos, como albercas, lagos, ríos, estanques, aguas termales y es muy resistente al cloro. Cuando las personas realizan actividades acuáticas la ameba entra en contacto con la nariz y de ahí migra al cerebro, donde se alimenta de oxígeno y carbohidratos, provoca que el tejido muera y causa hemorragias.

Si bien hasta el momento se han reportado sólo 400 casos a nivel mundial, y aunque es inofensiva si se ingiere, los resultados son fatales cuando el organismo viaja a través de la cavidad nasal y una vez que se hospeda en el cerebro es altamente mortal.

Este organismo se puede confundir con la meningitis bacteriana y otras enfermedades infecciosas. Los síntomas son dolor de cabeza, náuseas, vómito, fiebre, que en 10 días llevan al paciente a un estado de coma y, finalmente, muere por un paro cardiorrespiratorio.

Para evitar el contagio con la ameba es importante alertar, tanto a los médicos como a la población de comunidades donde se han reportado casos. Por otro lado, se recomienda que al realizar una actividad acuática en ríos o lagos se utilice un clip nasal, además de excluir actividades como clavados y el uso de toboganes.