banner

425

Reutilizan politécnicos desechos orgánicos para elaborar combustible
Comunicado 425  

Comerciantes ambulantes, como eloteros, tamaleros y camoteros, utilizan en sus fogatas carbono y derivados del petróleo para elaborar sus productos. Son procesos de combustión que contaminan el medio ambiente. Como forma de disminuir el impacto ambiental alumnos del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT) 4 “Lázaro Cárdenas” sustituyeron el combustible con briquetas de biomasa hechas con desechos de oficina y aserraderos.

Las briquetas de biomasa tienen la forma de un ladrillo, se utilizan como sustitutos de leña para chimeneas, hornos, calderas o cualquier máquina que requiera combustión para su funcionamiento. Son una alternativa que no expulsa sustancias que dañen el medio ambiente.

“El propósito es reutilizar materiales de oficina como papel, cartón, hojas, revistas, entre otros y de aserraderos que normalmente son desperdiciados y tirados sin darles ningún otro uso, el punto es usarlos por segunda vez”, expresó Isaac Ambrosio, uno de los creadores.

Raúl Arango Ahumada, Adriana Jiménez Coronilla y Carmen Monter Domínguez, de la carrera de Procesos Industriales, son parte del equipo que realizó la máquina de briquetas, única en su tipo la cual consta de una prensa y una minitrituradora.

El combustible se obtiene al triturar los desechos que salen en forma de tiras y son remojados en agua para depositarlos en moldes y comprimirlos con la calza de madera hasta quitar la humedad. El proceso de secado se realiza en tres días de exposición al sol, luego se introducen al extractor.

La particularidad de la máquina es que cuando los desechos están convertidos en cenizas se reutilizan y se aplican en la pasta de biomasa para compactar las nuevas briquetas.