banner

456

Proponen politécnicas nuevo sistema de calentadores anti contaminación
Comunicado 456  

Con la finalidad de combatir el problema de la contaminación en la Ciudad de México, investigadoras del Instituto Politécnico Nacional (IPN) proponen reducir el dióxido de carbono (CO2) del ambiente, al sustituir los boilers de convencionales por un sistema conformado por un calentador solar plano, uno instantáneo de apoyo y una válvula termostática.

Las ingenieras ambientales, Tania Muro Espinosa y Mónica Griselda Mota Gómez, de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Biotecnología (Upibi), señalaron que este sistema surge porque la CDMX enfrenta serios problemas de polución, que se ven reflejados en la calidad del aire por una ineficiente quema de combustible, tanto en vehículos como en hogares, lo que contribuye a una excesiva concentración de contaminantes.

Los beneficios que se obtendrán a partir de la implementación del sistema politécnico será la reducción de emisiones de dióxido de carbono en 96.77 por ciento, el consumo energético en 99.4 y el gasto por consumo energético en 96.08, aseguraron.

Este proyecto busca contribuir con el objetivo del Programa de Acción Climática de la Ciudad de México (PACCM), que es eliminar 10 millones de toneladas de dióxido de carbono para el 2020, a través de la sustitución de calentadores de agua convencionales. Esto ayudaría a contrarrestar los efectos del cambio climático.

Indicaron que aproximadamente existe un millón 12 mil 335 viviendas en la CDMX que cuentan con boilers convencionales, de los cuales 96 por ciento funcionan con gas (74 utiliza LP y 22 gas natural); 2.4 son eléctricos y 1.6 son solares. En el proyecto se excluyeron los hogares con calentadores solares. La muestra final se realizó a 999 mil 609 casas, en donde se realizaría la sustitución por el equipo politécnico.

Dentro del sistema, el calentador instantáneo de apoyo entraría en funcionamiento solamente seis meses al año cuando los días son nublados (enero, febrero, marzo, octubre, noviembre y diciembre), ya que la irradiación absorbida por el colector es menor y no es suficiente para elevar la temperatura del agua a los 37 grados centígrados, que es la temperatura óptima.

Se buscará que el proyecto sea subsidiado por el Gobierno de la CDMX, ya que el costo de inversión del sistema es equiparable a los gastos del sector salud por enfermedades cardiorrespiratorias, ocasionadas por la mala calidad del aire. El sistema es ambiental, social y económicamente rentable y los ciudadanos se verían beneficiados en la reducción de la compra de gas.

El maestro Saúl Hernández Islas, asesor de las politécnicas, sostuvo que el proyecto arrojó dos cosas: los automóviles no son la única causa de contaminación ambiental en la CDMX y que el beneficio del sistema se vería reflejado en la reducción de un millón 207 mil 873.40 toneladas de dióxido de carbono que se dejarían de emitir anualmente en la Zona Metropolitana del Valle de México.

Las politécnicas hicieron una estancia en la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la CDMX, donde obtuvieron la información necesaria para calcular las emisiones de contaminantes que arrojan los calentadores de agua convencionales a la atmósfera e hicieron una contraposición contra lo que es un calentador solar y uno de apoyo para los días que no existe suficiente radiación solar.