banner

475

Antropólogo especialista en mayas Nikolai Grube presente en el IPN
Comunicado 475  

Para los mayas el poder era considerado como algo divino, a lo largo de su historia nunca lograron recrear un Estado o Imperio unificado, ya que sus ciudades contaban con su propia dinastía real ancestral, raíces, reyes y creencias, explicó Nikolai Grube, epigrafista y apasionado de esta cultura.

Grube, perteneciente a la reciente primera generación de Doctorados Honoris Causa del Instituto Politécnico Nacional (IPN), ofreció a alumnos, docentes y a la comunidad politécnica su conferencia magistral “La organización política de los reinos mayas”, en el Centro Cultural “Jaime Torres Bodet”, con el propósito de dar a conocer sus descubrimientos y aportaciones sobre cómo era la estructura de poder en estas ciudades.

“Agradezco al IPN por invitarme a dar una presentación, me siento muy honrado por formar parte del equipo académico de esta prestigiosa institución, hoy comparto investigaciones recientes sobre la cultura maya, como la organización política de sus reinos”, comentó el antropólogo.

Desde su juventud mostró interés y pasión por la civilización mesoamericana por lo que estudió Arqueología y Antropología en la Universidad de Hamburgo. Ha publicado libros y artículos sobre la historia, estructura política, sistemas de escritura, y la lingüística de los mayas.

Junto con arqueólogos e historiadores interesados en explorar sociedades antiguas, investigaron el sistema de poder que los regía y descubrieron que en siglo XIX, cuando se encontraron las primeras ciudades mayas en México y Guatemala, arqueólogos de aquella época, crearon teorías sobre la organización política de las ciudades.

Las más representativas de los mayas eran Calakmul y Tikal, que de acuerdo al antropólogo eran los más grandes enemigos de aquella época.

Entre las teorías de división de poder se encuentra: El modelo de los grandes estados regionales de Richard Adams que se basa en el tamaño relativo de las ciudades, la aplicación de polígonos de Thienson donde cada punto con el que se representaba una ciudad era la que estaba más cerca de la capital y ayudaba a marcar la frontera.

Grube aprendió a escribir y entender el significado de los jeroglíficos mayas para reconocer a los encargados del poder. En el descubrimiento de textos encontró que eran los reyes de cada estado, estos tenían una edad mayor que los pobladores, por ser sabios y no personas comunes.

La comunidad politécnica conoció algunos significados de jeroglíficos que representaban conflictos, lazos de amistad, cargo, nombre o forma de identificar a los presos. .