banner

477

Rinden politécnicos homenaje a Reinaldo Pérez Rayón, creador de Zacatenco
Comunicado 477  

Como parte de las actividades conmemorativas por el 80 aniversario del Instituto Politécnico Nacional (IPN), la comunidad de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA), Unidad Tecamachalco, rindió homenaje al arquitecto Reinaldo Pérez Rayón, creador de la Unidad Profesional “Adolfo López Mateos” de Zacatenco.

Durante el evento, en el que se reconoció a uno de los más destacados egresados de esta unidad académica, también se reinauguró la obra escultórica El Mural, del artista Juan Polo, misma que fue rescatada y restaurada durante las últimas dos administraciones de la ESIA, ahora se suma al patrimonio artístico y cultural de esta casa de estudios.

Al encabezar la ceremonia, efectuada en el auditorio principal de ese plantel, el Director General del IPN, Enrique Fernández Fassnacht, señaló que se trata de un justo reconocimiento al responsable del diseño de la Unidad Profesional de Zacatenco, el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), el planetario “Luis Enrique Erro”, el Centro Nacional de Enseñanza Técnica Industrial (Ceneti), ahora ESIME Azcapotzalco, así como la ESIA Tecamachalco.

Resaltó que Pérez Rayón puede considerarse un ícono en la historia del Politécnico por su participación en varias obras de infraestructura, pero también como un hombre de brillante trayectoria y digno representante de la ESIA Tecamachalco y del Instituto, discípulo de grandes maestros como Juan O’Gorman y Enrique Yáñez, además es digno ejemplo y modelo a seguir por los futuros arquitectos politécnicos.

A su vez el director de la ESIA Tecamachalco, Ricardo Rivera Rodríguez, expresó que las mejores arquitecturas no nacen ni se construyen desde el egoísmo de un artista, mucho menos desde los proyectos concebidos para una sociedad anónima, son aquellas que nacen de y para los seres humanos, premisa fundamental del trabajo arquitectónico de Reinaldo Pérez Rayón, quien reúne cualidades como humildad, sentido humano y servicio.

Por su parte, el presidente de la Sociedad de Arquitectos del IPN, Luis Ortega Zúñiga, presentó una semblanza del homenajeado y resaltó que durante toda su trayectoria ha mostrado congruencia absoluta entre su pensamiento sobre el racionalismo y su acción en la arquitectura, lo que le ha valido distinciones como el Premio Fundidora de Monterrey, Premio Nacional de Ciencias y Artes 1976, Medalla Juan O’Gorman y Premio Nicolás Bravo Rueda en Investigación, entre otros.

Luego de concluir la ceremonia, el Titular del Politécnico realizó el corte de listón del mural escultórico y visitó la exposición de cinco murales pintados en el Senado de la República por los estudiantes: Sebastián Estrada Jiménez, Homero Díaz Ramírez, Arnold Michael Hernández Trujillo, Óscar Alfredo Castañeda Ramírez y Álvaro Mendoza Silva, quienes plasmaron imágenes que ilustran los orígenes, creación, crecimiento y modernización del Instituto Politécnico Nacional.

Cabe destacar que el rescate del mural escultórico requirió de dos amplios estudios de restauración efectuados por el Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam) del Instituto Nacional de Bellas Artes, y se trata de una obra de hormigón armado y policromado que abarca una superficie de poco más de 142 metros cuadrados.