banner

479

Desarrollan en la UPIITA aplicación móvil para refrigeradores
Comunicado 479  

Estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollaron una aplicación móvil para monitorear el nivel de consumo de los productos que se encuentran en la puerta de su refrigerador como leche, refresco, agua o mantequilla y comprar los que están por agotarse.

Sus creadores, Guadalupe Ximena Moreno García y Jonathan Fabián Almanza Aguilar de la Unidad Profesional Interdisciplinaria en Ingeniería y Tecnologías Avanzadas (UPIITA), explicaron que a través de esta aplicación se pretende tener el control de lo que se consume en el refrigerador y reducir el tiempo de las compras.

Ximena Moreno indicó que es una aplicación que por medio de sensores (galgas extensiométricas) pesará las mercancías que se encuentran en la puerta del refrigerador, estos datos se mandan por medio de un controlador denominado Raspberry Pi2B a un servidor en la nube, que compara los pesos y notifica a través de la app el estatus de esos productos.

“Esta aplicación se desarrolló bajo el concepto tecnológico de sistema domótico, que es un conjunto de tecnologías aplicadas al control y automatización inteligente de la vivienda, así como a los electrodomésticos, permite una eficiente gestión de energía, aporta seguridad y confort, además de una comunicación entre el usuario y sistema”, expuso Moreno García.

Jonathan Fabián detalló que la app está desarrollada para sistema Android y en un mediano plazo se encontrará en la tienda Play Store. Las personas deberán registrarse, crear un usuario y contraseña, dar de alta su refrigerador ingresando el código mediante un lector QR que está embebido en la aplicación móvil. Los sensores que se instalan en el electrodoméstico son exclusivamente de peso y nada más van en la puerta.

Una vez que el refrigerador está registrado se podrá personalizar el peso del producto que el usuario quiera para que se le notifique. Al hacer lo anterior, los sensores funcionaran automáticamente. También tiene un temporizador que indicará que ya no hay leche, independientemente de que se haya acabado o que no se hubiera puesto en su lugar.

Los productos que pueden detectar los sensores deben estar en kilogramos o litros. Los servidores y la base de datos están alojados en el servidor de la nube con la finalidad de brindarle al usuario la información en tiempo real del refrigerador.

Cada vez que el sensor detecte un peso nuevo actualizará los datos. Esto para que al entrar a la aplicación el usuario conozca la cantidad real de sus productos.

Fabián Almanza dijo que para mostrar las compras se simularon tres supermercados con sus páginas web, se montaron en el servidor y se recibe la lista de productos que el usuario desearía comprar. Por ejemplo, si en la casa se consume más de medio litro de leche, y la persona se encuentra en su trabajo, el sistema le notificará de inmediato que tiene menos líquido de ese artículo para que decida hacer la adquisición en línea o ir a una tienda de servicio.

Esta app elimina la molestia de escribir en papel, la necesidad de ir al supermercado, lo que ahorra tiempo y aumenta la comodidad. Esta herramienta de consulta aplica a cualquier refrigerador, no importa el modelo o año, inclusive el número de puertas que tenga. Lo único que aumentaría es el número de sensores a instalar en cada puerta. Por producto se usa un sensor o galga extensiométrica.

“Trabajamos en el refrigerador porque es un electrodoméstico básico en cualquier familia. Pretendemos facilitar la compra de estos productos, pero también evitar que se desperdicien alimentos”, comentaron los politécnicos.