banner

509

Ratifica EFF respeto al sindicalismo
Comunicado 509  

Al encabezar la formalización de la Sección 60 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el Director General del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Enrique Fernández Fassnacht, ratificó su respeto al sindicalismo, se dijo defensor de los derechos de los trabajadores y señaló que son el interlocutor en los asuntos laborales.

Indicó que esta casa de estudios continuará con su misión de defender la educación pública, laica y gratuita, que ha contribuido al desarrollo del país durante sus 80 años de vida. Asimismo, felicitó a los integrantes de la sección sindical por la muestra de civismo durante el proceso de elección.

Fernández Fassnacht recordó que próximo a iniciar el Plan Integral de Desarrollo de la institución y con el apoyo de la Sección 60 del SNTE se realizarán los ajustes que correspondan para fortalecerlo de cara a los retos que plantea el siglo XXI, en un marco de diálogo respetuoso y en estricto apego al marco jurídico que rige actualmente.

En representación del consejo General del SNTE, Abel Espinosa Juárez, reconoció el civismo con el que los docentes del IPN eligieron de forma libre y democrática a los delegados y dirigentes de la Sección 60 de este sindicato nacional, con lo que se dio respuesta a la sentida petición que esta casa de estudios realizó durante el 6º Congreso Nacional que tuvo lugar en Cancún, Quintana Roo.

Dijo estar convencido de que los integrantes del primer Comité Ejecutivo Seccional del SNTE coadyuvarán responsablemente en los temas que aquejan al gremio educativo nacional pero específicamente al IPN, para lo cual contarán con el apoyo del presidente del Comité Ejecutivo Nacional, Juan Díaz de la Torre, quien será su aliado en la responsabilidad que enfrenta y asume el politécnico de cara al desarrollo de su Plan Integral de Desarrollo.

Alejandro Garduño López, primer secretario electo de la Sección 60, destacó que la naturaleza de la actividad sindical implica construir acuerdos pertinentes para mejorar la calidad de vida de sus agremiados, porque el esfuerzo que realizan en pro de la educación justifica sus aspiraciones a una vida digna, decorosa y con libertad.