banner

C-115

​​​​
Duelo entre orquesta y piano en los próximos conciertos de la Sinfónica del IPN
​​​​
Comunicado 115  

Luego de casi una década de haber estado al frente de la Orquesta Sinfónica del Instituto Politécnico Nacional (OSIPN), Alfredo Ibarra regresa como director huésped y ofrecerá dos conciertos dentro de la temporada Música, imágenes e imaginación con la OSIPN: Dionisio vs. Apolo, que se llevarán a cabo los próximos 16 y 18 de febrero.

Con estos recitales la agrupación rendirá homenaje a la tradición y modernidad a lado del pianista y compositor mexicano, Alexis Aranda, quien fungirá como solista al ejecutar por primera vez en México y segunda a nivel mundial su Concierto para Piano y Orquesta No 1.

La orquesta politécnica también reconocerá la obra del compositor alemán, Johannes Brahms, a 120 años de su muerte, con el Festival Brahms Sinfónico, que inaugurará al interpretar su Sinfonía No. 3.

En esta ocasión, la OSIPN continuará con el espíritu de vinculación de la música con las artes, por lo que la pintura será el tema principal de estas presentaciones, mediante la interpretación de Los frescos de Piero della Francesca del compositor checo Bohuslav Martinu, quien se inspiró en la obra monumental La Leyenda de la Cruz (1452-1459) en una visita a la iglesia de Arezzo.

“En ella, el autor no buscó ser descriptivo, sino más bien plasmar sus emociones a partir de lo que percibió en los murales. Vamos a escuchar imágenes que generan un universo sonoro”, explicó, Ibarra, quien actualmente es director titular de la Orquesta Sinfónica Universitaria de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y de la Orquesta Filarmónica de Durango.

Además, exaltó el espíritu dionisíaco contrastado con momentos de lirismo del concierto del también compositor, Alex Aranda.

Respecto a la Tercera Sinfonía de Brahms, Ibarra destacó el carácter reflexivo de la misma. “Hizo pocas sinfonías, en total cuatro, pero son como oro molido. Ésta es, posiblemente, la menos interpretada en las salas de concierto, es demandante en la técnica. La primera de ellas es una especie de tributo a Beethoven, la segunda es radiante y feliz”, la tercera es la expresión sonora de un hombre introspectivo y experimentado y la cuarta es su testamento como creador.

En su oportunidad, Alexis Aranda, comentó que las imágenes son un elemento muy socorrido por lo que en sus partituras busca que la música sea visual, ya que la sociedad es así en la actualidad.

“En los últimos años he compaginado la interpretación y la composición”, señaló el creador, quien considera que escuchar en vivo al autor de las piezas brinda al público otra experiencia, ya que hay una mayor retroalimentación con éste.

“Percibo cierta añoranza del público a esta figura del compositor de antaño que podía tocar sus propias obras, porque en el siglo XX se hizo esta división: el que toca no compone y el que compone no toca, por eso para mí es muy importante subir al escenario e interpretar este concierto”, con el que pretendo provocar un reencuentro entre el melómano común y la música nueva.

El programa dos de la OSIPN se presentará el próximo jueves a las 19:00 h y el sábado 13:00 h en el Auditorio “Ing. Alejo Peralta” del Centro Cultural “Jaime Torres Bodet”, ubicado en avenida Wilfrido Massieu s/n, en Zacatenco. Los boletos se pueden adquirir en la taquilla del Centro Cultural, a un costo de 51 pesos al público en general y 25.50 pesos a estudiantes, maestros e INAPAM.