Amplio compromiso del IPN con el cuidado de la salud
Audio Descarga el comunicado

Amplio compromiso del IPN con el cuidado de la salud

Este año, se conmemora el Día Internacional de la Salud bajo el lema “El acceso Universal a la salud”, que hace referencia a la garantía de los gobiernos para promover la inclusión de la población a los servicios de salud. México se encuentra en vías de lograr este reto y en esa tarea el Instituto Politécnico Nacional (IPN) juega un papel muy importante, señaló el Jefe de la Sección de Estudios de Posgrado e Investigación (SEPI) de la Escuela Superior de Medicina (ESM), Ángel Iván Orlando Rubio Gayosso.

En ese compromiso, el IPN, a través de las escuelas, centros y unidades que imparten carreras en el área médico-biológica, contribuye a la formación de cuadros profesionales que se incorporan a la fuerza laboral que brinda asistencia a la salud.

La ESM, dijo Rubio Gayosso, forma médicos cirujanos y parteros e imparte especialidades con amplia pertinencia: Urgencias médico quirúrgicas con sedes en hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), de Petróleos Mexicanos (Pemex), en algunos institutos de la Secretaría de Salud, de los estados de Tamaulipas, Tlaxcala y Guerrero.

Además prepara especialistas en medicina del deporte, geriatría y medicina forense; imparte los programas de cirugía, anestesiología, y medicina del niño y del adulto para los servicios rurales de salud; estas últimas especialidades han sido clave para ampliar la cobertura en zonas desprotegidas y alejadas.

Refirió que, de la mano con el Gobierno de la Ciudad de México, los estudiantes y prestadores de servicio social de la ESM, así como del Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud (CICS), Unidad Santo Tomás del IPN, participan en el Programa Médico en tu Casa.

Informó que la ESM cuenta con 102 científicos consolidados en sus líneas de investigación, 85 son integrantes del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), todos generan conocimiento en áreas prioritarias de la salud como enfermedades no transmisibles, crónico degenerativas (obesidad, cáncer, distrofias musculares, entre otras), afecciones emergentes como zika, chikungunya y dengue.

Asimismo, trabajan en nuevos biomarcadores y mecanismos de diagnóstico oportuno, problemas neurológicos, de adicciones y generación de conocimientos de frontera como: modelado de nuevas moléculas mediante bioinformática, así como la búsqueda de agentes en la medicina herbolaria para resolver enfermedades hepáticas, cáncer, hipertensión y diabetes.

Por su parte, la directora de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH), Lorena García Morales, señaló la necesidad de que México alcance y mantenga una correcta cobertura sanitaria, educando a la población para el autocuidado, generando una fuerte política de prevención y, en su caso, de atención primaria de calidad.

Esta escuela a través de las carreras de Médico Cirujano y Partero y de Médico Cirujano y Homeópata, ambas acreditadas por el Consejo Mexicano para la Acreditación de la Educación Médica, A.C. (Comaem), garantiza la formación de los futuros médicos bajo estándares de excelencia, trato humanitario e individualizado.

Al formar especialistas en el campo de la Acupuntura humana y la Terapéutica homeopática, ofrece alternativas médicas económicas, efectivas, con mínimos efectos secundarios, las cuales tienen demanda creciente entre la población y actualmente son recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un informe sobre la aplicación, estudio y regulación de las Terapias Médicas Tradicionales y Complementarias.

Emanadas de las maestrías en Salud Ocupacional, Seguridad e Higiene, Biomedicina Molecular (que ya se encuentra en la etapa de internacionalización ante el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y del Doctorado en Red en Biotecnología, la ENMH cuenta con distintas patentes enfocadas al cuidado de la salud o como alternativas de nuevos tratamientos para diversas enfermedades.

Otros planteles del IPN orientados a la formación de profesionales de la salud son el Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud (CICS), Unidades Santo Tomás y Milpa Alta, los cuales preparan médicos, odontólogos, optometristas, psicólogos, enfermeros y nutriólogos. En tanto la Escuela Superior de Enfermería y Obstetricia (ESEO) ofrece las licenciaturas en Enfermería y en Enfermería y obstetricia, así como la especialidad en Gerontogeriatría; todos estos egresados se desempeñan en el sector salud público y privado.

La Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) mediante profesionales en diversas áreas como biología, inmunología, biomedicina y biotecnología molecular, bioquímica, químico bacteriólogo parasitólogo, alimentos, químico farmacéutico industrial, biociencias, entre otras, realiza importantes contribuciones que inciden en la preservación de la salud de la sociedad.

Este plantel cuenta con diversos servicios de investigación científica y tecnológica que ayudan al cuidado de la salud, como la Unidad de Investigación, Desarrollo e Innovación Médica y Biotecnológica (Udimeb), la cual se orienta a la investigación, el desarrollo, la innovación y generación de fármacos. Brinda servicios a empresas e instituciones del área farmacéutica y biofarmacéutica, además de encontrarse a la vanguardia en la producción de medicamentos inmunomoduladores.

La aportación más relevante de la ENCB en ese campo es el Transferón –extracto dializable de leucocitos–, al respecto la directora ejecutiva de Udimeb, Sonia Mayra Pérez Tapia, señaló que éste se desarrolló hace 50 años y como producto farmacéutico tiene 15 años en el mercado. Es una marca registrada y el proceso está patentado en México, Estados Unidos, algunos países de Sudamérica y muy pronto se contará con la patente en Europa y Canadá. Actualmente se elabora en la Unidad de Fabricación de Inmunomoduladores PharmaFT.

La Unidad de Servicio Externo e Investigación Clínica (USEIC) está conformada por especialistas en enfermedades relacionadas con el sistema inmunológico como alergias, inmunodeficiencias, autoinmunidades e incluso cáncer, quienes atienden entre 15 y 20 mil pacientes al año.

A través de la Red de Salud, el IPN promueve la formación de recursos humanos de excelencia académica y profesional para brindar apoyo, consulta, asesoría y generar conocimientos científicos y técnicos de frontera, así como su transformación en aplicaciones útiles a la sociedad en dicha materia.

Asimismo, los estudiantes del Politécnico tienen un importante compromiso social con las comunidades más desprotegidas, a las que llevan atención médica mediante brigadas comunitarias. De esa manera, el Instituto Politécnico Nacional se suma al compromiso del Gobierno Federal para incrementar la cobertura a la salud, derecho humano elemental de las personas.