Desarrolla IPN Observatorio para Prevenir Adicciones
Audio Descarga el comunicado

Desarrolla IPN Observatorio para Prevenir Adicciones

Un grupo de investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrolla un sistema integral denominado Observatorio para la Evaluación y Seguimiento del Consumo de Sustancias Adictivas, el cual, a partir de una plataforma web e instrumentos de medición (cuestionarios en línea), permite contar en tiempo real con un censo sobre el grado de consumo de alcohol y tabaco en la población estudiantil.

En este sentido, el Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, ha destacado que la escuela hoy sea informativa y formativa. “Necesitamos mexicanas y mexicanos con base en valores, esta no es una decisión sino una necesidad de la sociedad mexicana, pero al mismo tiempo necesitamos, y la nueva ley lo hace, la corresponsabilidad de madres y padres de familia en la educación de sus hijos”.

Asimismo, el Director General del IPN, Mario Alberto Rodríguez Casas, ha puntualizado que uno de los objetivos de la institución articular acciones específicas que permitan brindar a los estudiantes, la orientación y acompañamiento pertinentes para la construcción de una vida libre de adicciones.

Cabe señalar, que el objetivo de este observatorio es contribuir al diseño de estrategias en congruencia con las políticas institucionales que favorezcan el desarrollo armónico personal y escolar de los jóvenes. Está integrado por un software programado mediante algoritmos especiales, cuyo propósito es brindar una configuración compleja para proteger los datos y desplegar los resultados de manera inmediata, los cuales se envían automáticamente por correo electrónico a los estudiantes, así como algunas recomendaciones para evitar que avance el problema.

Debido a que se trata de un proyecto multidisciplinario, en este trabajo participan los especialistas del Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud (CICS) “Santo Tomás”, Katia Rodríguez González, Julio Javier Corona Maldonado, Roberto Cordero Oropeza, así como Rogelio Barrera Delgado, de la Escuela Superior de Cómputo (Escom), quienes aseguraron que se trata de un programa inédito, ya que actualmente ninguna institución educativa cuenta con un sistema similar, lo que coloca a la vanguardia al IPN en el diagnóstico de adicciones.

De acuerdo con los resultados obtenidos los especialistas pueden sugerir algún tipo de intervención psicológica o, en caso de que consideren necesario sugerir al plantel la realización de pláticas o conferencias preventivas. Cuando se trate de una situación en la que se requiera ayuda más especializada, podrán canalizar a la persona, siempre y cuando esté de acuerdo, a determinado Centro de Atención Primaria en Adicciones (CAPA) para el tratamiento específico.

Los investigadores politécnicos subrayaron que las pruebas que integraron en el software fueron proporcionadas por el Instituto Nacional de Psiquiatría, están validadas en población mexicana y esa institución es la única en el país que las usa para el seguimiento en el consumo de adicciones. El inconveniente es que al aplicarlas en papel sus resultados no son inmediatos, a diferencia de como sucede en el sistema politécnico.

Precisaron que de acuerdo con las respuestas que los estudiantes emiten en línea, el sistema indica si presentan o no adicción y, en su caso, el nivel de consumo en el que se encuentran. Los catedráticos explicaron que la información se almacena en una base de datos y puede clasificarse en distintos rubros, por ejemplo, por nivel educativo, por sexo, por escuela, por carrera, por semestre y por campus académico, entre otros, y de esa manera contar con información sistematizada.

Refirieron que el observatorio pretende incorporar de manera paulatina a todas las unidades académicas del Politécnico. Por ahora han realizado pruebas con estudiantes de los Centros de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT) 14 “Luis Enrique Erro” y 8 “Narciso Bassols”, la Escuela Superior der Enfermería y Obstetricia (ESEO), la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH) y el Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud (CICS) “Santo Tomás”.

Asimismo, destacaron que desarrollaron códigos específicos para cada escuela, con el propósito de identificar la escuela a la que se están conectando. El software, agregaron, cuenta con una base de datos que almacena los registros de manera confidencial para proteger la privacidad de los jóvenes.

El grupo de especialistas mencionó que Inicialmente se incorporó el diagnóstico de alcohol y tabaco, pero más adelante podrán agregar otras sustancias, ya que se proyecta concluirlo en cinco años.

En el mediano plazo los especialistas planean solicitar ayuda a las autoridades institucionales correspondientes para establecer una clínica que pudiera brindar intervención psicológica a los jóvenes para contribuir a mejorar su calidad de vida.