Deberán científicos convertirse en emprendedores para llevar beneficios a la sociedad
Audio Descarga el comunicado

Deberán científicos convertirse en emprendedores para llevar beneficios a la sociedad

“La Educación 4.0 representa un reto para los investigadores, porque los obligará a salir de una zona tradicional de hacer ciencia, para pensar también en innovar y emprender, es decir generar una cultura científica-emprendedora, donde además de la base científica-tecnológica, tengan conocimientos empresariales para el desarrollo de sus proyectos”, afirmó Sonia Mayra Pérez Tapia, Directora Ejecutiva de la Unidad de Desarrollo e Investigación en Bioprocesos (UDIBI), de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional.

Al representar al IPN en el Digital Health Forum México: La Prevención y Atención en Salud, una Visión de Bienestar desde la Innovación, (organizado por la industria farmacéutica, instituciones de educación superior, organismos empresariales y fundaciones), la investigadora aseguró que a nivel nacional e internacional se registran transformaciones importantes en materia científica, motivo por el cual los científicos politécnicos han tenido que adaptarse y tener mayor vinculación y apertura para que sus desarrollos impacten de mejor forma en la sociedad.

Manifestó que el Politécnico ha iniciado una transformación profunda que lo va a llevar a la modernización y a dar un giro importante en sus actividades sustantivas. “Uno de esos ejes normativos de esa transformación es justamente la investigación y la innovación”, acotó.

“Hoy hablamos de la innovación tecnológica, enfatizó, de una manera mucho más dinámica, rápida y constante. De hecho tenemos una agenda de transformación que pone a la innovación tecnológica como uno de los ejes principales dentro del Instituto. Ahora vamos a ver a un Politécnico moderno, renovado y con mucho más vigor en la agenda nacional”.

En la Mesa de Líderes: La Investigación en Salud, Oportunidades de Innovación para México, Pérez Tapia afirmó: El país necesita un mayor acceso a medicamentos y éstos necesitan ser evaluados para que la sociedad los pueda consumir. “El Politécnico participa desde el diseño de los estudios para evaluación, la propia evaluación y el acompañamiento a la industria farmacéutica. Es básicamente un planteamiento integral al dar un acompañamiento a la innovación en salud”, añadió.

La científica del IPN, quien es reconocida por su colaboración en la investigación y desarrollo del fármaco Transferon, que es capaz de reactivar el sistema inmunológico, resaltó que este proyecto ha permitido aprender en diferentes ámbitos, toda vez que es un ejemplo de que el Politécnico tiene la capacidad para desarrollar un producto desde la investigación en el laboratorio hasta la distribución a la sociedad.

Finalmente, Pérez Tapia destacó que con la firma de convenio entre el IPN y la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica, A. C. (AMIIF), permitirá colaborar con esta industria de una manera institucional, tanto en el área académica como en la investigación clínica. “Es francamente una vinculación muy importante que abre diferentes caminos de colaboración con la industria internacional”, concluyó.