Museo Tezozómoc

más que aprender jugando es poner la energía en acción

¿Por qué escuchamos?, ¿en qué parte de la cocina está la termodinámica?, ¿qué es un movimiento caótico?, ¿qué efecto tiene el Sol para la formación de petróleo, gas, madera o carbón?, ¿por qué una fuerza externa de pequeña amplitud puede provocar un sismo?

La respuesta a éstas y otras muchas dudas la encontramos en el Museo Tezozómoc, donde no sólo experimentamos, ponemos la energía en acción. En este lugar lo único prohibido es no ser curioso. En este espacio interactivo ponemos en práctica el ingenio, la imaginación y la destreza física.

Con aproximadamente 2,500 metros cuadrados de exhibición, los juegos didácticos de este espacio son el punto de encuentro entre docentes innovadores y alumnos curiosos, es el lugar donde se propicia el aprendizaje significativo y donde se detonan los talentos científicos.

Servicios Complementarios.

De manera integral, contamos con muestras temporales, y espacios para actividades académicas como un auditorio completamente equipado con un sistema de proyección digital y audio envolvente, así como un aula de formación y capacitación con capacidad para 40 personas.

Actividades recreativas y culturales.

En el área de jardines los visitantes pueden tomar talleres recreativos, y en el auditorio al aire libre disfrutar de representaciones artísticas, como danza, música y obras de teatro.

Exhibiciones propias.

Una de las características que hace singular al Museo Tezozómoc es que nosotros diseñamos y construimos nuestras propias exhibiciones.